Portada /Al día

La sonda Rosetta finaliza con éxito su misión

Recreación artística de la sonda Rosetta aproximándose al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Recreación artística de la sonda Rosetta aproximándose al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El día 2 marzo de 2004, la sonda Rosetta fue lanzada al espacio desde el puerto espacial europeo de Kourou, en la Guayana Francesa, para encontrarse con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Tras 10 años viajando por el espacio, recorriendo más de 6.000 millones de kilómetros, sobrevolando la Tierra en tres ocasiones, surcando Marte y cruzándose con dos asteroides, se salió de la órbita de Júpiter. En ese momento, la sonda fue inducida durante 31 meses a un estado de hibernación en el espacio profundo, del que despertó el pasado 20 de enero para completar la recta final de su épico recorrido. Tal y como estaba previsto, Rosetta culminó su viaje el 6 de agosto con el acoplamiento al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, al que a partir de ese momento acompañará en su viaje alrededor del Sol y en su regreso a la órbita de Júpiter.

El aterrizaje del módulo Philae de Rosetta marcó un importante hito en la historia de la exploración espacial hace ahora dos años, ya que este tipo de cuerpos celestes, auténticos icebergs cósmicos, habían permanecido inexplorados hasta la fecha. Tras un largo viaje y ante la falta de energía suficiente, la sonda se sumió en un largo periodo de hibernación. Tras la llegada de Rosetta al cometa dio comienzo su importante labor científica gracias a su máximo acercamiento al Sol.

Durante esta última fase, Rosetta ha sido programada para llegar a un punto en la órbita en la que sus paneles solares no son capaces de obtener la energía suficiente para alimentar a los instrumentos y sistemas, y ha quedado en hibernación.

SENER ha suministrado parte de los equipos de la sonda Rosetta, una misión pionera de la Agencia Espacial Europea (ESA) que, tras su aterrizaje de forma controlada en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, el día 30 de septiembre, daba por finalizada su misión.

Diego Rodríguez, director de Espacio de SENER ha resaltado que “Rosetta, dentro de los 50 años de historia de SENER en Espacio supuso, en su momento, un punto de inflexión al ser la primera en la que la empresa contaba con una presencia relevante tanto en la plataforma como en la carga útil”. También ha manifestado su satisfacción por el hecho de que “todas las soluciones tecnológicas que desarrolló SENER en los equipos en los que participó han cumplido nominalmente su función”.

Las últimas horas del descenso de Rosetta le han permitido realizar numerosas mediciones únicas, incluyendo imágenes de altísima resolución que incrementarán el retorno científico de la misión con datos de gran valor que solo pueden recopilarse en una fase final como esta. Por delante quedan muchos años de trabajo para analizar de forma exhaustiva toda la información recabada.

SENER en Rosetta

Componentes de SENER en la plataforma:

- El instrumento Boom comprende dos mástiles desplegables compuestos por un tubo de fibra de carbono y un mecanismo de despliegue, en los que se sitúan cinco instrumentos científicos. Su cometido es alejar en órbita los instrumentos de las perturbaciones electromagnéticas del satélite.

- El sistema de 15 louvres para asegurar la estabilidad térmica de la sonda. Cada louvre consta de 16 hojas que deben abrirse o cerrarse en función de la radiación incidente, operación que realizan de modo autónomo y sin aplicación de energía externa. Este concepto innovador, ideado por SENER hace más de 15 años, ha sido clave para garantizar el control térmico de Rosetta incluso en los periodos de hibernación, y todo ello con un impacto mínimo en la masa total de la sonda.

- Las pantallas ópticas de atenuación de la radiación solar incidente sobre las dos cámaras de navegación y los dos rastreadores de estrellas.

Componentes de SENER en la carga útil o los instrumentos científicos de a bordo:

- Instrumento OSIRIS (Optical Spectroscopic and Infrared Remote Imaging System): SENER ha sido responsable, en colaboración con el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y el IAA (Instituto de Astrofísica de Andalucía), del diseño e integración de la unidad electrónica de control y el mecanismo de las ruedas de filtros (FWM, en su acrónimo en inglés) de las dos cámaras del OSIRIS, el principal sistema óptico de Rosetta, que ha servido para tomar imágenes del cometa y de la sonda Rosetta desde el comienzo de la misión. Se trata de las cámaras de banda estrecha NAC (Narrow Angle Camera), cuyo cometido es cartografiar con alta resolución el núcleo del cometa, y las de banda ancha WAC (Wide Angle Camera), diseñada para trazar un mapa de las emisiones de gas y del polvo espacial que se encuentran en la proximidad del cometa.

- Instrumento GIADA (Grain Impact Analyser and Dust Accumulator): la empresa ha desarrollado, en colaboración con el IAA, la unidad electrónica de control de todo el instrumento, que observa las propiedades mecánicas, la velocidad y la masa de las partículas que se encuentran en la cola del cometa.

Además, esta misión sentó las bases de cooperación con centros de investigación como el IAA y el INTA, con los que SENER continúa colaborando a día de hoy, a través de proyectos como Solar Orbiter.

Copyright SENER 2019